domingo, 12 de septiembre de 2010

Concepto de “polite” o “polítes”.

Mala educación

Por: Alberto Adrianzén M. (Sociólogo)

En inglés y en francés la palabra “polite” se emplea para designar a una persona cuando es educada, cortés, delicada, amable. También en ambos idiomas existen las palabras “educated” y “instruid” para hacer referencia a personas que han recibido algún tipo de educación escolarizada o formal. En el castellano esta diferencia no existe. Por lo general una persona educada en nuestra lengua, puede ser un individuo instruido (instruid) y cortés (polite) al mismo tiempo. También puede ser instruido y nada cortés o viceversa: nada instruido y sí muy cortés.

Estas diferencias que pueden sonar a una suerte de trabalenguas, son muy útiles para entender el comportamiento de la congresista Martha Hildebrandt, que acaba de renunciar a la Comisión de Educación del Congreso porque la nacionalista Hilaria Supa, de origen quechuahablante, es su actual presidenta.

En realidad, la palabra “polite” –tanto en inglés como en francés– viene de la palabra griega “polítes” que significa vivir en comunidad, participar de la vida de la “polis” o de la ciudad. Lo contrario a “polites” es “idiótes” que viene del vocablo griego idión (privado), en contraste con el koinón (el elemento común). Como afirma Giovanni Sartori, “de acuerdo con ello, idiótes era un término peyorativo que designaba al que no era polités –un no ciudadano y, en consecuencia, un hombre vulgar, ignorante y sin valor–que sólo se interesaba por sí mismo”. Lo que quiero decir con ello es que la congresista Hildebrandt puede ser una mujer muy instruida pero nada “polite”, mientras que la congresista Supa puede ser una mujer poco instruida (en términos de Martha Hildebrandt), pero muy “polite”.

Martha Hildebrandt ha dicho que la presidencia de Supa en la Comisión de Educación es “casi un burla” puesto que se entrega dicho cargo “a una persona de tan bajo nivel cultural” y que si Supa “fuera una indígena graduada en Oxford (¿lo será la Dra.

Hildebrandt?), yo no me opondría... Es cuestión que no tiene formación intelectual y académica necesaria”. Me parece que estas afirmaciones deben ser discutidas. Sería bueno preguntarle qué entiende y a quién se refiere cuando habla de “bajo nivel cultural”. Si la congresista fujimorista cree que ser culto es tener una “formación intelectual y académica necesaria” se equivoca puesto que puede haber –y de hecho es así– personas cultas que no tengan dicha formación. Además confunde instrucción con cultura. Y si la Dra. Hildebrandt se refiere a la congresista Supa como representante del pueblo indígena, le está negando tanto a la congresista como a ese pueblo, según sus propios términos, un valor cultural. Dicho con otras palabras: “los indios no valen mucho porque son ignorantes”.

Por eso no es extraño que le pida a la congresista Supa que estudie en Oxford, es decir en una universidad (también en una cultura y en una sociedad) totalmente ajena a la cultura indígena. Lo que le está diciendo, porque su cultura no vale mucho, es que Supa deje de ser indígena (tiene que ir a Oxford) para ser culta e instruida. Es decir que sea como ella. El racismo en este caso como en el anterior no puede ser más evidente. La diversidad no es posible porque estamos frente a una persona, además de distinta, desigual. Hildebrandt exige que todos y todas sean como ella. Este racismo se corrobora cuando afirma: “nombren ministro de Salud a un enfermo”. La idea que la congresista Supa es una suerte de “enferma” de la educación es también no solo racista sino radicalmente despreciativa. Los indígenas son, como diría un escritor boliviano”, un “pueblo enfermo”.

Se puede concluir que la Dra. Hildebrandt es, pues, nada “polite” y, por lo tanto, nada “sociable”, si entendemos por ello, como dicen los franceses, la aptitud de los individuos de frecuentar agradablemente a sus semejantes. Ahora bien, si ello es así, cómo podríamos definir (o calificar) a la congresista fujimorista. Esa tarea, porque no quiero dejar de ser “polite”, se la dejo a los lectores.

(*) albertoadrianzen.lamula.pe

Fuente: Diario La República (Perú). Sáb, 11/09/2010.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada